DETROIT - Grégor Blanco ha hecho de todo un poco en esta Serie Mundial por los Gigantes.

Hubo par de buenas atrapadas importantes que ayudaron a frenar a los felinos en la victoria de San Francisco en el Juego 1. En el Juego 2, un toque que quedó perfecto (con un poco de suerte) ayudó a fabricar una de las dos carreras de los Gigantes en su segundo triunfo.

El sábado en el Juego 3, el venezolano dio el batazo más importante del partido, un cohetazo al jardín derecho/central frente a su compatriota Aníbal Sánchez que terminó siendo triple productor de la primera y decisiva carrera de la victoria de San Francisco por 2-0 sobre los Tigres en el Comerica Park.

Y para darle el último toque a su buen juego, Blanco cubrió mucho terreno para hacer una atrapada impresionante en territorio foul de un batazo del dominicano Jhonny Peralta, para conseguir el importante primer out del noveno inning.

"Se siente bien ayudar al equipo", dijo Blanco entre montones de reporteros en el clubhouse visitante del Comerica. "El simple hecho de que me hayan dado la oportunidad de estar en la Serie Mundial y poder ayudar al equipo significa mucho. Me dan la confianza y no quiero quedarles mal."

Con mucha seguridad puede decir Blanco que no le ha quedado mal a San Francisco.

En esta postemporada el "Tiburón Blanco" ha aportado de muchas maneras diferentes. Su promedio de sólo .234 en 15 juegos de playoffs/Serie Mundial no cuenta la historia del lado ofensivo. Lleva porcentaje de embasarse de .345 con 10 anotadas y cinco empujadas, además de dar batazos oportunos como el del sábado frente a Sánchez en el segundo inning para empujar a Hunter Pence.

"Vi un buen pitcheo para batear y pude hacer algo de daño,", dijo Blanco sobre el lanzamiento rompiente de Sánchez que conectó hasta la pared.

El caraqueño de 28 años culminó otra sólida actuación en este Clásico de Otoño llegando de lejos para atrapar el elevado de Peralta en el noveno episodio.

"Es increíble la defensa que ha tenido Grégor en esta postemporada", dijo el compañero de equipo y compatriota de Blanco, Pablo Sandoval. "Ha ayudado al equipo en los momentos importantes, haciendo jugadas, tocando bola. Ha sido increíble el aporte que ha dado Grégor en el outfield."

Blanco, corriendo a toda marcha hacia la pared en territorio foul, calló a la afición de los Tigres en el Comerica al hacer la jugada.

"No miré la pared; pensaba que iba a chocar con ella", relató. "Creo que fue un out crucial, porque siempre en el noveno es importante conseguir ese primer out."

Agregó Bochy: "Es tremendo el trabajo que está haciendo en l jardín izquierdo, incluyendo en el noveno con esa atrapada."

Al pedírsele explicaciones sobre su enorme aporte en el momento más apremiante de la temporada, Blanco siempre vuelve a agradecer la oportunidad que ha recibido en San Francisco, luego de varias intervenciones de poco peso en Grandes Ligas antes del 2012.

"Se me ha dado la oportunidad de estar aquí y hacer las cosas que he hecho hasta ahora", dijo el guardabosque. "Estoy agradecido con los Gigantes de poder jugar mi juego y ser parte de este equipo. Todo el mundo se apoya y lo más importante es que dejan que los muchachos jueguen."

Los que han salido más beneficiados son los mismos Gigantes, que están arriba 3-0 en la serie y a ley de una victoria para coronarse campeones por segunda vez en los últimos tres años.

"Tenemos otro juego mañana", dijo Blanco. "Tenemos que pensar que es otro juego y no en el hecho de que si ganamos, somos campeones.

"Tenemos que jugar como lo hacemos todos los días y no pensar en eso. Tenemos a Matt Cain (para lanzar el domingo) y él es el indicado para terminar esto."