(AP)

PANAMÁ -- El lanzador panameño Mariano Rivera dijo el jueves que no hay nada definido con los Yanquis de Nueva York después de haber expresado sus intenciones de volver a lanzar la próxima temporada tras una cirugía en la rodilla.

En una rueda de prensa en el Estadio Rod Carew en la capital panameña, el líder de salvamentos de todos los tiempos en las Grandes Ligas señaló que ha estado hablando del asunto con su equipo, pero que "no hay nada concreto y no hay apuros".

"Estoy tratando de estar en óptimas condiciones; la rodilla está fuerte", destacó el veterano taponero, previo al partido entre Panamá y Brasil que abre un torneo eliminatorio para el Clásico Mundial de béisbol del 2013. Las otras dos selecciones en esta eliminatoria son Colombia y Nicaragua, que se miden el viernes.

Rivera, que el año próximo cumplirá 43 años, subrayó que está "enfocado" en su recuperación plena de la rodilla derecha. El panameño se desgarró un ligamento a inicios de mayo mientras atrapaba elevados en una práctica de bateo, lo que le cortó abruptamente la campaña. Se sometió a una cirugía y actualmente está en sesiones de terapia.

El panameño, quien tiene en su carrera 608 salvamentos, visitó el jueves a la selección panameña, y no descartó en un futuro vestir el uniforme de su país en un torneo internacional.

"Tenemos un buen equipo" en la eliminatoria, destacó. "Debemos hacer el trabajo".

El taponero regresa el viernes a Nueva York para seguir en sus terapias.

En Panamá se definirá un boleto al Clásico Mundial.