NASHVILLE - Los Tigres de Detroit vienen de participar en la Serie Mundial. Han ganado dos títulos consecutivos de la División Central de la Liga Americana.

Pero con todo y eso, los felinos son un equipo en transición en algunas áreas. Una de ellas son los jardines. La otra es el puesto de cerrador. En ambos casos, hay potencial para una fuerte presencia de juventud venezolana.

En el bullpen de Detroit, terminó el ciclo del dominicano José Valverde como taponero. Ahora habrá que ver si el venezolano Bruce Rondón, de 21 años, puede enseñar lo suficiente en los entrenamientos para ganarse la confianza del manager Jim Leyland.

"Ciertamente, existe la posibilidad de que tenga una oportunidad", dijo Leyland acerca de Rondón durante las Reuniones Invernales de Béisbol. "Podré verlo y captar de qué está hecho."

Rondón, con una recta que se ha acercado a las 100 millas por hora, luce como candidato para ser cerrador a nivel de Grandes Ligas.

En el 2012 saltó de Clase-A Avanzada a Triple-A en el sistema de los Tigres, terminando con efectividad de 1.53 en 52 presentaciones, con 29 juegos salvados y 66 ponches. Con Triple-A Toledo, registró promedio de carreras limpias de 2.25 y dos salvamentos en nueve partidos y 8.0 entradas, ponchando a nueve.

En cinco temporadas de liga menor, Rondón lleva EFE de 2.53 y 65 rescates. Este año con el Magallanes en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional, tiene 4.26 en 13 juegos y 12.1 innings, con seis salvamentos.

La juventud de Rondón-además de cierta falta de control, algo típico para un lanzador de su edad, sobre todo con tanta velocidad en la recta-podría ser un factor en el 2013.

"Cuando tienes un muchacho joven, pues no sabes cómo va a responder", dijo Leyland. "Dejan escapar (una victoria). ¿Cómo responden? Es una parte tan importante de tu equipo porque, obviamente, cuando dejan escapar un juego en el noveno, puede impactar al equipo entero."

Phil Coke se adueñó del rol de taponero ante las fallas de Valverde en la postemporada del 2012, pero el zurdo no se perfila como un cerrador tiempo completo. En estos momentos pertenece al bullpen de Detroit el trío dominicano Joaquín Benoit, Octavio Dotel y Alberto Alburquerque, además de Coke, el venezolano Bryan Villarreal y posiblemente el dominicano Luis Marte.

Un bullpen "por comité" siempre es una posibilidad si los Tigres no adquieren a un cerrador probado-como por ejemplo el quisqueyano Rafael Soriano, agente libre ahora mismo.

De su parte, Leyland preferiría contar con un solo lanzador señalado para el noveno episodio.

"Es difícil hacerlo de esa manera (por comité)", expresó el piloto. "Lo he hecho en mi carrera, pero es difícil. Si tienes a un Valverde o a un Mariano Rivera, te quita un poco de presión. Pero al fin y al cabo tienes que hacer lo necesario para ganar los juegos. Eso haremos."

¿AVISAÍL EN LOS JARDINES?
Con la partida de Delmon Young y la firma de Torii Hunter, los Tigres parecen tener por ahora a Austin Jackson fijo en el bosque central y Hunter en el derecho.

El jardín izquierdo es otra cosa. Andy Dirks debe de agotar bastantes turnos contra lanzadores derechos, pero después de él hay bastantes interrogantes. Están Brennan Boesch, Quentin Berry y el cotizado prospecto Nick Castellanos, además del venezolano Avisaíl García, quien puso su granito de arena en los felinos al final de la campaña regular del 2012 y en la postemporada.

Leyland confió lo suficiente en García para ponerlo en situaciones apremiantes, pero aún no está seguro si el oriundo de Anzoátegui está preparado para jugar todos los días en Grandes Ligas.

"Tienes que decidir si están listos. Y si están listos, ¿están listos para jugar todos los días?" expresó Leyland al hablar de los jóvenes García y Castellanos. "¿Es mejor darles 500 turnos? Si les divides el tiempo de juego con otros, ¿van a poder jugar lo suficiente?

"Creo que eso es algo que se determinará más adelante."

En una pequeña muestra desde el 31 de agosto, cuando fue subido desde Doble-A, García enseñó bastante. En 47 turnos en la recta final de la temporada regular, bateó .319, aunque cada uno de sus 15 hits fue de sencillo y se ponchó 10 veces.

"Lo hizo muy bien", dijo Leyland. "Creo que subió y lo hizo bien, pero al final (la oposición) empezó a hacerle los ajustes."

En la postemporada García, de apenas 21 años, se destacó en la Serie de Campeonato de la Liga Americana contra los Yankees, bateando de 11-5 (.455) con tres empujadas-y hasta dio su primer extrabase en Grandes Ligas, un doble.

"En algún momento va a batear para poder", dijo Leyland acerca del "Mini-Miggy", apodo que le han puesto a García por su parecer físico a su compatriota Miguel Cabrera. "Eso normalmente es lo último que llega."

Aunque Leyland no puede asegurar cuál rol tendrá la próxima temporada García-ni siquiera sabe si empezará el año con el equipo grande-le ve un gran futuro al venezolano como pelotero redondo.

"Lo que me encanta de García y el motivo por el que le doy tanto futuro es que es el paquete entero", expresó el manager. "Sabe tirar, sabe correr, es bueno a la defensa y creo que va a ser muy buen jugador ofensivo con poder. "Será el paquete total cuando llegue. Lo que no sé es cuándo llegará de verdad. Puede hacer muchas cosas."