(Getty Images.)

HERMOSILLO - Durante muchos años se habló de la capacidad de Alex Cora de ser coach y hasta manager en los niveles más altos del béisbol.

Pero para sorpresa de algunos, cuando finalmente se retiró definitivamente como jugador activo, el ex infielder dejó el uniforme por completo para ponerse ropa de "civil" al convertirse en gerente general de los Criollos de Caguas, equipo de su pueblo natal en Puerto Rico.

"Ha sido un proceso de aprendizaje tremendo", le dijo Cora a LasMayores.com en el Estadio Sonora de Hermosillo, donde su equipo disputa la Serie del Caribe 2013. "Era más de lo que pensaba, pero tenemos un buen grupo de trabajo. El dirigente y el coaching staff me lo han hecho un poquito más fácil; los peloteros también, que son los que están en el terreno y ganan los juegos."

Precisamente, fueron los peloteros contratados por Cora en el 2012-2013 que ganaron los partidos suficientes parea darle la corona a los Criollos en la Liga de Puerto Rico. Sin dudas, fue un resultado de ensueño para el nuevo ejecutivo.

"Esa es la meta número uno", dijo Cora, quien jugó 14 temporadas en Grandes Ligas con los Dodgers, Indios, Medias Rojas, Mets, Rangers y Nacionales. "No firmé ese papel de ser gerente general para llegar segundo o tercero. Teníamos un equipo bastante sólido, los refuerzos que trajimos 'compraron' el sistema de nosotros y gracias a Dios tuvimos la oportunidad de ser campeón."

El manager de Caguas, Pedro López, vio la transición de Cora-quien jugó con los Criollos hasta el invierno del 2011-12-de pelotero a gerente general del equipo.

"Ya estando en el clubhouse como pelotero, sabía lo que necesitábamos", comentó López. "Tratamos de llenar todos los gaps (huecos) en nuestra organización. Así lo hicimos y gracias a Dios rindió dividendos."

Sin experiencia anteriormente en la gerencia de un equipo, Cora tuvo que aprender "sobre la marcha" las responsabilidades de su cargo-incluyendo el manejo de muchas personalidades dentro y fuera de la cueva.

"Esa es la parte más difícil", expresó Cora, hermano de Joey Cora, también ex grandeliga y durante muchos años mano derecha del venezolano Ozzie Guillén durante los tiempos de éste como dirigente de los Medias Blancas y luego los Marlins. "Hay que bregar con más de 30 peloteros, hay que bregar con coaches y con el dueño de vez en cuando.

"Es la parte más difícil, pero creo que me he acoplado bastante bien."

CARRERA CON NUEVAS FACETAS
Aunque mucha gente le proyectaba el cargo de instructor a Cora, considerando que tenía la inteligencia beisbolera y el don de la comunicación indicados para realizar dicho trabajo, el puertorriqueño aún no piensa seguirle los pasos a su hermano en el dugout-a pesar de que afirma que tuvo dos ofertas para hacerlo a nivel de Grandes Ligas este año.

El primer motivo es familiar, ya que Cora ha expresado su deseo de mantenerse cerca de su hija en Puerto Rico en el verano. Por eso aceptó ser comentarista en ESPN para el programa dominical Sunday Night Baseball, ya que sólo tendría que ir a la sede de la empresa televisora en Connecticut una vez a la semana.

La segunda razón, según explica Cora, es el gusto que le ha tomado al rol de gerente general.

"Esta experiencia me hizo cambiar de parecer", reveló. "Es algo diferente, pero me intriga el reto de estar como gerente. Hay algo en montar un equipo, en hacer un plan desde el primer día, seguirlo al pie de la letra y ver los frutos al final. Eso me gustó, me encantó."

No sólo le gustó, sino que puso de su parte para lograr un éxito inmediato.

"Ha hecho un trabajo excepcional", dijo López. "Es una persona que estaba en el teléfono las 24 horas de los siete días de la semana, tratando de buscar soluciones."

POR UN PROGRESO EN LA LIGA DE PUERTO RICO
Es de amplio conocimiento que la Liga de Puerto Rico no ha vivido sus mejores tiempos en los últimos años. Sin embargo, Cora tiene fe en que las cosas mejorarán en la pelota profesional de la Isla del Encanto.

"No estamos donde queremos estar, pero estamos mejor que hace dos o tres años", manifestó. "Creo que el proceso va a ser lento. Hay que buscar la manera de estructurar la liga, buscar la manera de que todo corra como en la Liga Mexicana (del Pacífico), la Dominicana y la de Venezuela.

"Es cuestión de seguir trabajando", continuó. "Tenemos muchos jugadores jóvenes que tuvieron la oportunidad de jugar este año, ya que jugamos con seis equipos otra vez. Lo que sembramos este año, creo que en varios años eso va a florecer."

Mientras tanto, este invierno Cora pudo vivir el sueño de llevar el equipo de sus raíces a la corona de su país desde la gerencia.

"Poder ser fanático, ser jugador y ahora gerente general del equipo de tu pueblo... fue una experiencia increíble."