El parque de pelota de Scottsdale vuelve a abrir sus puertas a los entrenamientos. (AP)

SCOTTSDALE, Arizona – Los Gigantes, campeones reinantes de la Serie Mundial y también ganadores del Clásico de Otoño en el 2010, ya empezaron a prepararse para tratar de ganar un tercer título en cuatro años.

Esencialmente, San Francisco llega al 2013 con el mismo grupo que barrió en cuatro juegos a los Tigres de Detroit en la Serie Mundial en octubre pasado. Veintiuno de los 25 jugadores del roster del campeón del 2012 aún se encuentran en el equipo. Además, una de las adiciones de los Gigantes para este año, el boricua Andrés Torres, fue parte íntegra de la edición del 2010.

Buster Posey, cuyas únicas temporadas enteras y con salud coincidieron con coronas de los Gigantes, está entre los lanzadores y receptores que ya se presentaron a los entrenamientos de San Francisco. Los jugadores de posición estarán en Scottsdale, Arizona para el fin de semana. El primer juego de la Liga del Cactus para los campeones será el 23 de febrero contra los Angelinos de Los Angeles.

Varios integrantes de los Gigantes ya empezaron a entrenar en el Scottsdale Stadium, en parte por entusiasmo y en parte por necesidad. Nueve jugadores del equipo están en las preselecciones de sus respectivos países para el Clásico Mundial de Béisbol, algo que los obliga a ponerse en forma antes de lo acostumbrado.

La lista es larga: Jeremy Affeldt y Ryan Vogelsong, Estados Unidos; Pablo Sandoval, Marco Scutaro y José Mijares, Venezuela; Angel Pagán y Javier López, Puerto Rico; Santiago Casilla, República Dominicana; y Sergio Romo, México. Además, el receptor Tyler LaTorre, un invitado a los entrenamientos fuera de roster, fue incluido en la preselección de Italia.

En total, San Francisco cuenta con 37 lanzadores en los entrenamientos, incluyendo 17 invitados fuera de roster para "comerse" los innings de la Liga del Cactus abandonados por los seis lanzadores que van al Clásico. Entre esos 17 pitchers está Brett Bochy, hijo del manager Bruce Bochy y quien lanzó muy bien en Doble-A en el 2012 (41 partidos, 7-3, 2.53, 14 juegos salvados y 69 ponches en 53.1 entradas).

Si los Gigantes hubieran decidido renovar con el cerrador Brian Wilson, quien se sometió a una segunda cirugía Tommy John en abril pasado, cada movimiento del derecho estaría bajo escrutinio. Pero San Francisco—al igual que los demás equipos de Grandes Ligas—quieren esperar a ver cómo progrese su recuperación antes de negociar en serio con él.

En sentido general, los Gigantes quieren reencontrarse uno con el otro y revivir la vibra ganadora. El equipo de San Francisco no presume de nada, pero los jugadores saben que son un grupo especial, lo cual explica en parte por qué el gerente general Brian Sabean retuvo a varios agentes libres. Han renovado con los campeones Affeldt, Pagán y Sctuaro.

Según Sabean, los éxitos recientes de los Gigantes no fomenta conformidad, sino que ha demostrado "lo difícil que es construir un grupo que trabaje tan bien con el manager, el cuerpo de coaches y entre ellos mismos."

Ahroa ha llegado el momento de continuar ese esfuerzo.