David Ortiz es pilar de los Medias Rojas desde el 2003.

PAWTUCKET, Rhode Island -- David Ortiz ha dado swings provocado por enojo en varias ocasiones durante su carrera.

Pero pocas veces ha estado tan enojado el dominicano como el lunes por la noche, antes de un partido de rehabilitación programado con Pawtucket Red Sox (Triple-A) contra Lehigh Valley IronPigs.

Su rabia, por supuesto, era por las dos bombas estalladas cerca de la línea de meta del Maratón de Boston el lunes.

"Estoy enojado", dijo Ortiz, quien al final no jugó en el juego por Pawtucket debido a unos dolores en el talón izquierdo. "Quien haya hecho esto está loco. La gente trata de recaudar dinero para los enfermos. Este no era un día para hacer algo así. Este (siempre) es un gran día para Boston y para (Estados Unidos) en general.

"Es horrible cuando ves pasar cosas así", continuó. "Estoy viendo las noticias y no puedo creerlo. No lo puedo creer."

Las explosiones ocurrieron cerca del Fenway Park, donde los Medias Rojas acababan de derrotar a los Rays en el tradicional juego del Día de los Patriotas que empezó a las 11:00 a.m. ET.

"Cuando jugamos el partido de las 11 de la mañana y nos quedamos en casa, voy a los restaurantes en el área después del juego, porque mayormente el maratón se ha acabado", relató Ortiz. "La gente está ahí divirtiéndose."

Para sorpresa de nadie, Ortiz recibió suficientes mensajes de texto para llenar por completo el buzón de su teléfono.

"Mucha gente de (la República Dominicana) me preguntaba por texto si estaba bien, porque eso (donde ocurrió la tragedia) está a la vuelta de la esquina del Fenway", dijo Ortiz. "Me preguntaban por la familia. Estábamos viendo las noticias y era una locura.

"Fue un mal día, hombre."

Ortiz, quien se encuentra rehabilitándose de una lesión en el tendón de Aquiles derecho, estaba programado para batear tercero como designado, pero fue descartado por los dolores en el talón. Tampoco jugó el domingo, debido a unos malestares.

La cantidad de partidos que juegue el dominicano podría afectar su salario para el 2013. Si está más de 20 días en la lista de lesionados, su sueldo se reducirá de US$15 millones a US$13 millones.

Al ser colocado en la lista de incapacitados el 31 de marzo, tendría que volver al equipo grande para el 21 de abril para no perder los US$2 millones.