Derek Jeter.

TAMPA, Florida, EE.UU. -- Sin usar una bota especial ni cojear, Derek Jeter estuvo el viernes unos 45 minutos en las instalaciones de pretemporada de los Yanquis de Nueva York mientras aguarda por más fisioterapia por otra lesión en el tobillo izquierdo.

El torpedero de 38 años usaba zapatillas cuando salió de las instalaciones, donde habló con el personal de acondicionamiento físico. Cuando le preguntaron si está decepcionado, respondió: "Por supuesto".

Jeter hablará a fondo sobre su más reciente lesión la próxima semana en Nueva York, cuando los Yanquis regresen de una gira que culmina el miércoles en Tampa Bay.

El capitán de los Yanquis se enteró el jueves que se fracturó el tobillo izquierdo por segunda vez en seis meses. El equipo espera que Jeter reanude la fisioterapia cuando sane la nueva fisura, en un plazo de cuatro a ocho semanas. No será necesaria otra operación, y se espera que vuelva al terreno después del Juego de Estrellas en julio.