Derek Jeter, Alex Rodríguez, Kevin Youkilis y Mark Teixeira.

NUEVA YORK - La caballería usualmente llega en masas, no de uno en uno. Pero cuando sólo juegas con la mitad del lineup, tratas de aprovechar lo que tienes disponible.

Curtis Granderson volvió con los Yankees el martes y conectó su primer hit de la campaña el miércoles. Se trató del primer regreso de lo que el manager Joe Girardi espera será un flujo constante de salud en las próximas semanas y meses.

Los campeones reinantes de la División Este de la Liga Americana se han visto afectados por una ola de lesiones este año, una racha que comenzó en el invierno y que continuó durante la temporada regular. La lista de peloteros que actualmente se encuentran en la lista de incapacitados incluye a Derek Jeter, Alex Rodríguez, Mark Teixeira, Kevin Youkilis, el venezolano Francisco Cervelli, los dominicanos Eduardo Núñez, Iván Nova y Michael Pineda, además del derecho Joba Chamberlain.

Teixeira, quien se recupera de una lesión en la muñeca derecha, lleva paso de ser el siguiente Yankee en regresar a la acción después de haber comenzado a tomar práctica de bateo. La ola de retornos después del inicialista incluiría a Youkilis y Cervelli, con Jeter y Rodríguez probablemente haciendo su debut en la campaña poco después del receso por el Juego de Estrellas.

"No podría estar más feliz con mi rehabilitación", dijo Teixeira. "Tengo esperanzas de regresar y volver a jugar con los Yankees para finales de mayo, quizás para el día 30 ó 31".

Todavía falta mucho para que Girardi cuente con su escudería completa. Pero la llegada de Granderson, combinada con el contínuo progreso de Teixeira, trajo un poco de alivio al Bronx esta semana.

"Trato de no pensar mucho en ello", admitió Girardi, "porque sé que mi trabajo es dirigir a los muchachos con los que cuento ahora mismo. ...Se siente bien tener a Grandy de regreso, pero como lo he dicho antes, las lesiones en la muñeca pueden ser bien complejas. Hasta ahora, todo marcha bien [con Teixeira]. Afortunadamente las cosas están saliendo bien, pero antes de emocionarte lo primero que quieres es ver a esos peloteros en acción en juegos de rehabilitación".

Los Yankees han obtenido un desempeño sobresaliente y quizás inesperado por parte de sus suplentes. Vernon Wells conectó su 10mo cuadrangular el miércoles, y en cuanto a números generales con los Yankees este año, el veterano cañonero solamente es superado por el dominicano Robinson Canó. Adquirido desde los Angelinos bajo muchas dudas, Wells ha revivido su carrera en el Bronx. Lyle Overbay, otro veterano que fue adquirido en medio de incertidumbre, registra actualmente un porcentaje de slugging de .500.

A pesar de ello, los Yankees necesitan a sus estrellas.

Es bien difícil que Wells mantenga ese tórrido paso que lleva en la caja de bateo, aunque apenas en el 2010, el toletero tuvo uno de sus mejores años en la Gran Carpa. Overbay no había tenido un slugging tan alto desde que registró porcentaje de .440 en una temporada desde el 2009, y su línea ofensiva en las últimas temporadas ha sido de .252/.338/.415 (promedio de bateo/embasarse/slugging). Lo que estos dos veteranos han logrado es real, y de tremendo valor para los Bombarderos del Bronx. Pero esos números no durarán toda la campaña.

Pero más allá de este par, la falta de sus jugadores estelares se hace más evidente en Yankees. Los campocortos de Nueva York tienen un promedio de embasarse mas slugging de .604, el tercero más bajo en la Liga Americana. Los antesalistas de los Mulos están empatados con los Angelinos y Astros con la menor cantidad de cuadrangulares en la liga. A nivel colectivo, el equipo promedia 3.77 carreras por juego en sus últimos 31 encuentros, una cifra que no va de acuerdo con el poderío ofensivo al que los Yankees nos tienen acostumbrados.

Chris Stewart, Jayson Nix, y Núñez tienen todos valor cuando son utilizados esporádicamente. A todos ellos se les ha pedido hacer más de lo que deberían hasta ahora. Al club le convendría más tener de regreso a estos peloteros en su papel de reservas, con los titulares jugando como tales.

Y mientras los suplentes merecen todo el crédito del mundo, la anticipación debería rodear el regreso de los jugadores que aún están por debutar esta temporada. La idea - y está a la vista de todos - en cuanto a que Nueva York no sería un buen equipo sin A-Rod, sin Teixeira, incluso sin Granderson, es simplemente absurda.

¿Habrían sido los Yankees aun mejores de lo que han sido hasta ahora si hubiesen contado con todas sus estrellas? Quizás no - es difícil para cualquier equipo mantener paso de 100 victorias, mucho menos para un equipo en transición como los Yankees del 2013. ¿Serán un mejor equipo en el curso de los próximos meses con el regreso de sus estrellas? Absolutamente. La diferencia simplemente es abrumadora. Teixeira, Jeter, Rodriguez, Youkilis, y los demás, son la caballería, y entre más rápido comiencen a llegar, mas rápido los Yankees serán un mejor equipo.