NUEVA YORK -- El jardinero de los Medias Rojas Jacoby Ellsbury impuso el jueves una marca para el club al estafarse cinco bases en la victoria de Boston por 9-2 sobre los Filis.

Ellsbury se convirtió en el primer ligamayorista en robarse cinco almohadillas en un juego desde que Carl Crawford -entonces miembro de los Rays de Tampa Bay- lo hizo en contra de los Medias Rojas el 3 de mayo del 2009. Ellsbury rompió el récord de su propio equipo, el cual compartía con Jerry Remy.

En un gesto de clase, los Filis removieron la segunda base del terreno después del juego para entregársela a Ellsbury como suvenir.

Tomando en cuenta el largo historial de los Medias Rojas, Ellsbury entiende el significado de esta hazaña.

"Lograr una marca como esta en un solo partido es bien especial", expresó Ellsbury.