Josh Hamilton. (AP)

BALTIMORE -- Antes del 2013, la última vez que el guardabosque de los Angelinos, Josh Hamilton, bateó de segundo fue como novato en Cincinnati, luego de superar su adicción a las drogas y al alcohol que puso en peligro su carrera en las Grandes Ligas.

Hace unos cuantos días el piloto de Los Angeles-Anaheim, Mike Scioscia, le informó a Hamilton que estaría de nuevo como segundo en la alineación entre Mike Trout y el dominicano Albert Pujols simplemente, como lo explicó el manager de los Angelinos, "para entrar a otro vecindario".

"Pensé que sería divertido", declaró Hamilton, quien fue segundo bate en seis ocasiones y primer bate 26 veces en el 2007 con los Rojos. "Siempre me ha encantado batear en la primera entrada. No importa dónde".

El cañonero regresó al segundo puesto el lineup durante la doble cartelera de los Angelinos contra los Medias Rojas el fin de semana pasado. Solamente conectó dos imparables -- ambos dobletes -- en nueve turnos como segundo bate en Boston, negociando un pasaporte y abanicando en otro, pero le dio fuerte a dos bolas que envió a los jardines y bromeó un poco al preguntársele sobre sus "varios" turnos buenos.

"Por Dios, tuve buenos turnos en ambos partidos", dijo con una sonrisa. "Bueno, tuve buenos resultados algunas veces -- pero le pegué fuerte a la pelota muchas veces".

El lunes, en el primer juego de los Angelinos contra los Orioles, Hamilton se fue de 5-2 con un jonrón, par de empujadas y una anotada-aunque fue el último out en la derrota de Los Angeles ante Baltimore. Ahora lleva de 14-4 como segundo bate. Hamilton, quien no se ha volado la cerca en sus últimos 12 encuentros y lleva promedio de .216, porcentaje de embasarse de .275 y slugging de.390, subió tres puestos en el orden ofensivo con la esperanza de por fin entrar en un ritmo que viene buscando en toda la campaña. El batear entre Trout y Pujols puede ser algo cómodo para un pelotero que ha visto el menor porcentaje de rectas este año (42.7).

"Es emocionante estar entre Trout y Pujols", señaló Hamilton. "Es un buen lugar. Me gusta".

¿Cambiará la estrategia de los lanzadores contra él, así viendo Hamilton más strikes?

"No", manifestó el toletero, riéndose de la idea de que los serpentineros lo atacarían diferente solamente por quiénes lo rodean en el lineup.

¿Piensa que verá más rectas con la amenaza de Trout como estafador de bases?

"¿Dónde las tirarán?" contestó Hamilton, indicando que todavía no pasarán sobre el plato. "No importa si veo rectas porque las lanzarán fuera de la zona de strike".

¿Entonces habrá una ventaja?

"Es posible que el lanzador se distraiga un poco, así que habría más tendencia de cometer un error", explicó Hamilton. "Pero el pitcher tiene un plan sin importar quién batee delante o detrás de ti. "Ahora, como dije, cuando Trout se embase, podría causar que el pitcher opuesto cometa un error. Podrían tirarte un cambio y dejarlo en la zona de strike, o podrían lanzarte una recta que quede en el mismo medio. Cualquiera que sea el caso, sería porque tratara de apresurarse".