Miguel Cabrera

NUEVA YORK -- El antesalista venezolano de los Tigres, Miguel Cabrera, disfruta de otra temporada espectacular. Pero lo más impresionante es que lo ha logrado a pesar de padecer lesiones persistentes.

"No está al 100 por ciento", señaló el piloto de Detroit, Jim Leyland. "Ha salido ha jugar con problemas y veremos cómo termina todo".

Cabrera ha lidiado con un desgarre abdominal cerca de la cadera durante un mes y también sufre de una molestia en una rodilla y de un golpe en la espinilla luego de ser golpeado por dos bolas bateadas de foul el 9 de agosto.

A pesar de todo eso, el cañonero no ha perdido el ritmo en el plato. Llegó a la acción del sábado con promedio de .356, 41 cuadrangulares y 126 empujadas. En el primer encuentro de la serie de los Tigres ante los Mets, pegó un sencillo y un jonrón de tres carreras en sus primeros dos turnos.

"En general, no creo que le sea un obstáculo al batear", dijo Leyland. "Obviamente puede emplear la parte baja de su cuerpo para batear".

Leyland señaló que los dolores son más impactantes cuando Cabrera está en el terreno. Las dolencias lo afectarían más al hacer movimientos rápidos para fildear al correr para hacer una jugada en la antesala.

Leyland también indicó que no divulgará cómo decidirá cuando darle un día libre a Cabrera, pero reconoció que consultaría con el cuerpo médico del equipo para ver si es necesario.

Sin embargo, no cabe duda de que Cabrera experimenta bastante dolor.

"En estos momentos no se siente cómodo al jugar", agregó Leyland. "Estamos conscientes de eso".