Gerrit Cole vs. Adam Wainwright.

SAN LUIS -- Rumbo al quinto partido de su serie divisional contra Pittsburgh, los Cardenales tiene una estadística a su favor: en los tres últimos años, han ganado siete de los ocho partidos en los que encaraban la eliminación de los playoffs.

El mánager de los Cardenales Mike Matheny cree que el aplomo se debe a la disciplina de seguir la rutina que se estableció en los entrenamientos de primavera.

"Lo vimos en Pittsburgh y anticipo que lo veremos mañana", dijo Matheny el martes tras un entrenamiento voluntario en el que participó la mayoría de los peloteros. "Salen a jugar como si fuese cualquier otro juego, otro día más".

Adam Wainwright, el as de los Cardenales que abrirá el miércoles, bromeó en el podio de la rueda de prensa, diciendo que el año pasado se dejó ser apaleado temprano en Washington en el último juego de la serie de primera ronda con el fin de "animarme".

Aunque esta es la primera participación de los Piratas en la postemporada desde 1992, también lucen como todos unos veteranos en estas lides.

Pittsburgh contará con el novato Gerrit Cole, quien lanzó como todo un as en su debut en los playoffs. En el segundo juego, llegó a retira a 11 bateadores en fila.

Por donde se le mire, la serie está nivelada. Los Piratas batean .189 y anotaron 14 carreras, mientras que los Cardenales conectan .192 con 15 rayas.

"Este es sin duda un momento vibrante, un momento de alta presión y para esto uno se prepara todo el año", dijo Cole. "Me muero de ganas".

Los Piratas se las verán contra un rival al que conocen de memoria. Será la 24ta vez que se miden en la campaña. Pittsburgh domina 12-11 en los duelos directos.

Anotar carreras ha sido lo más complicado de esta serie. Michael Wacha coquetó con un juego sin hits por segunda apertura seguida el lunes, manteniendo a Pittsburgh sin hits hasta que Pedro Álvarez le conectó un jonrón en la octava entrada y San Luis acabó imponiéndose 2-1 para traer la serie de vuelta al Busch Stadium.

Wainwright permitió una carrera en siete innings en el primer juego y tiene foja de 5-0 en sus últimas seis aperturas.

La del año pasado fue la primera temporada de Wainwright tras operarse el codo, y admite que no estuvo a su mejor nivel. Permitió seis carreras en dos innings y un tercio en el quinto juego de la serie de primera ronda ante los Nacionales, pero se recuperó para vencer a San Francisco en el cuarto partido de la serie de campeonato.

"Este año he podido lanzar con toda la confianza del mundo", dijo Wainwright. "Es una situación totalmente distinta".

La ofensiva de los Piratas cuenta con Álvarez (tres jonrones y cinco remolcadas) y Andrew McCutchen (.357). Pero el primer bate Starling Marte se ha ido 15-1 y Neil Walker aún no conectado imparable en 16 turnos.