David Ortiz.

SAN LUIS - Mucho se ha hablado de la necesidad de los Medias Rojas de poner a jugar defensa a David Ortiz, con el fin de contar con el bate del dominicano con la Serie Mundial jugándose en el Busch Stadium, un estadio de la Liga Nacional.

Así mismo fue en el Juego 3 el sábado, cuando el toletero fue colocado como inicialista de Boston contra San Luis.

Ortiz jugó en seis partidos de la temporada regular como primera base en choques interligas. Así ha sido el patrón del veterano en los últimos años. También jugó en la primera durante la Serie Mundial del 2007, en Colorado contra los Rockies.

"Lo básico de la primera base, yo me lo sé", dijo el quisqueyano sobre sus responsabilidades defensivas en esta serie. "En los juegos interligas, he jugado bien la primera base. No te voy a estar haciendo fantasía. En la primera no tienes que hacer fantasía como en la segunda, la tercera y el short".

Para el manager de los Medias Rojas, John Farrell, fue fácil la decisión de poner a Ortiz en la inicial, en vez del primera base regular del equipo, Mike Napoli. El oriundo de Santo Domingo conectó jonrón en cada uno de los primeros dos partidos de la Serie Mundial vs. los Cardenales y llegó al sábado con cinco bambinazos y 12 empujadas en la postemporada, con OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de 1.051.

Del otro lado, Ortiz quiere poner de su parte con el guante.

"Trato de tener una buena comunicación con (el intermedista Dustin) Pedroia, que cubre muchísimo terreno y me ha ayudado muchísimo", dijo. "De ahí me guío".