Jay-Z y Robinson Canó

ORLANDO, Florida -- Los Yankees han visto varias veces al rapero Jay-Z como espectador en el Yankee Stadium y hasta en el terreno para cantar antes de un juego de la Serie Mundial.

Pero la próxima vez que lo vean, será en un ambiente completamente diferente. Con las pláticas sobre el próximo contrato del dominicano Robinson Canó llegando pronto a otro nivel, Nueva York cree que Jay-Z será una parte clave en las negociaciones.

"No veo la hora de por fin conocerlo", expresó el gerente general de los Yankees, Brian Cashman. "Definitivamente anticipo que él será parte del proceso, con un papel importante".

Cashman dijo que todas las pláticas hasta ahora han sido con el representante veterano Brodie Van Wagenen, quien está afiliado con la agencia CAA Sports. Dicha compañía se asoció con Roc Nation Sports, la empresa que Jay-Z fundó a comienzos del año.

Canó no dudó unirse a Roc Nation para ser el primer pelotero en sus filas, indicando en aquel momento que pensaba que la asociación lo ayudaría dentro y fuera del terreno.

El presidente de los Yankees, Randy Levine, manifestó que no le sorprendería si Jay-Z -- cuyo verdadero nombre es Shawn Carter -- estuviera más involucrado en las negociaciones durante las próximas semanas.

"Es un hombre muy sofisticado", precisó Levine. "Creo que sabe cómo comportarse. Lo he conocido y conozco a personas en su organización. Estoy seguro de que podrán manejar la situación. CAA ha hecho esto desde hace mucho tiempo".

Cashman agregó que espera que las negociaciones con Canó sean extensas. Según los informes, el intermedista comenzó solicitando un contrato de 10 años y US$305 millones, mientras que los Yankees ofrecieron algo similiar al pacto de ocho años y US$138 millones que el antesalista David Wright firmó con los Mets.