ATLANTA -- Cole Hamels y tres relevistas de los Filis de Filadelfia se combinaron el lunes para lanzar un juego sin hits y vencer 7-0 a los Bravos de Atlanta, dándole un consuelo al equipo que marcha en el último lugar de su división.

El zurdo Hamels (8-6) salió tras seis innings y no pareció enojarse con la decisión, luego acumular 108 pitcheos en una tarde de intenso calor en el Turner Field. Ponchó a siete, con cinco boletos y un bateador golpeado.

Los relevistas Jake Diekman, Ken Giles y Jonathan Papelbon colgaron los tres últimos ceros.

Fue el cuarto juego sin hits en las mayores esta temporada.

Clayton Kershaw y Josh Beckett (ambos de los Dodgers) y Tim Lincecum (Gigantes) lanzaron los previos juegos sin hits en 2014.

El jardinero derecho Marlon Byrd estropeó la mejor oportunidad que tuvieron los Bravos de conseguir un hit. Con corredores en segunda y tercera en el tercero, Byrd se llevó una línea cerca de la raya, bateada por Chris Jones para el último out del episodio.

Johnson también estuvo cerca en el noveno, con un rodado por el medio. El torpedero Jimmy Rollins la fildeó detrás de la base para completar la jugada.

Acto seguido, Phil Gosselin conectó una línea hacia el primera base Darin Ruf, quien entró en el noveno por Ryan Howard para poner al juego.

Hamels empalmó un sencillo en el sexto, recibiendo los saludos en la cueva en la parte baja del inning. Fue al círculo de espera en el séptimo, pero la decisión ya había sido tomada de que iba a ser reemplazado por un bateador emergente. Un Hamels sonriente vio el resto del juego desde la banca.

De 30 años, Hamels cuenta con un palmarés muy impresionante: Jugador Más Valioso de la Serie Mundial de 2008 y tres veces seleccionado al Juego de Estrellas.

Este fue el undécimo juego sin hits combinado en la historia de las mayores. Kevin Millwood y cinco relevistas de Seattle lo lograron ante los Dodgers en 2012. El primer fue en 1917 cuando Babe Ruth dio un boleto al primer bateador de Washington en el juego y fue expulsado. El relevista de los Medias Rojas de Boston Ernie Shore no permitió más libertades.

Roy Halladay fue el responsable de los dos previos juegos sin hits en la historia de los Filis: uno perfecto ante los Marlins en 2010 y luego uno sin hits el mismo ante Cincinnati en los playoffs.

Fue el duodécimo juego sin hits en la historia de los Filis. El último lanzador en dejar sin imparables a los Bravos fue Ubaldo Jiménez (Colorado) en 2010.