Locutor de radio en español, Eleno Ornelas trabaja para los Rangers de Texas, pero también trabaja para la comunidad.

El narra los partidos de los Rangers con su compañero locutor José Guzmán, cuando está en el palco de transmisiones en Ameriquest Field. Y cuando no se encuentra ahí, él se encuentra en escuela locales llevándoles un mensaje de esperanza.

"En mi vida, yo ví varios de mis amigos que no tuvieron el apoyo de sus padres, y vi lo que les pasó", dijo Ornelas, 48. "Yo quiero ver que más y más Latinos y gente de otras nacionalidades prosperen en sus vidas. A veces los jóvenes no saben lo que quieren y no saben si deberían continuar en la escuela. Un apoyo y unos consejos, pueden llegar hacer la diferencia".

Ornelas encontró su camino a una temprana edad. Nacido en Cd. Juárez, México, él empezó a seguir el béisbol de Grandes Ligas a la edad de 10 años, mientras escuchaba al legendario locutor Buck Canel en la Cabalgata Deportiva Gillette en la cadena NBC. Fue pelotero mientras crecía en México y El Paso, Texas, pero su don se dio en su voz a la hora de relatar lo que pasaba en la cancha.

Y las imitaciones le salen muy bien, y si lo encuentras en un buen momento, te canta una canción de su niñez.

"Todavía puedo cantar el tema de la canción de la Cabalgata Deportiva Gillette," dijo Ornelas, quien se encuentra en su sexta temporada con los Rangers. "Buck fue el primero en hacerlo. El abrió las puertas para todos nosotros hoy en día."

Con un tema que saldría a relucir en unos años, Ornelas transmitió su primer partido con los Rangers en el cierre de la temporada de 1999, y lo hizo solo. Se podría decir que era una prueba, sentando en el palco de transmisiones y hablándole a una grabadora portátil. Después les presentó la grabación a oficiales de los Rangers y le dieron el trabajo para transmitir los partidos en español la próxima temporada.

"No solamente es un gran locutor, es una gran persona", dice Guzmán, quien se unió a Ornelas en el 2003. "Él me ha ayudado a desarrollarme como locutor, y creo que puedo aportar mi experiencia como pelotero para ayudarlo. Hacemos muy buen equipo".

Los Rangers son uno de los cinco equipos de Grandes Ligas que tienen transmisión en español los 81 partidos fuera de casa. Los Dodgers de Los Ángeles, Padres de San Diego y los Marlins de la Florida, todos de la Liga Nacional, viajan con dos locutores. Los Ángeles de Anaheim es el único otro equipo de la Liga Americana que cuenta con dos locutores quienes viajan con el equipo.

Ornelas es el único que viaja con los Rangers. Él es el locutor, ingeniero y traductor para el equipo cuando están fuera de casa. La única preocupación de Ornelas es mantener su voz para los 162 partidos. Él está súper orgulloso de pertenecer a la organización de los Rangers y poder transmitir su pasión con una audiencia en Texas. Poder darles un mensaje positivo a los niños y jóvenes en ingles y español es una bendición.

"Esa es una situación diferente a las demás, pero no ha sido mala y ha sido una prueba divertida de superar".dijo Ornelas. "Transmitiendo los partidos sólo, no lo veo como tarea difícil. Lo veo como un camino que empiezo para los que me van a seguir".

Los que trabajan con las transmisiones de radio en español para otros equipos, se dan cuenta de la presencia de Ornelas y tienen varias opiniones de él y su situación. Varios están contentos de ver a un locutor viajar con el equipo. Pero otros se preguntan cuánto le puede dura la voz, ya que fuera de casa es el "hace todo".

"Yo lo veo como una gran pregunta", dijo el locutor de los Ángeles, Iván Lara. "Antes que los Rangers transmitieran en español y tenían dos locutores. Esa es una regla, tener dos locutores transmitiendo partidos en las grandes ligas".

"Al igual que en inglés, yo pienso que locutores en español deberían tener dos voces", dijo Amaury Pi-González, quien transmite los partidos en español para los Gigantes y los Marineros. "No es justo para la fanaticada, y ahí que consideren la persona que lo está haciendo. Yo veo a Eleno trabajando duro y sólo, y yo sé que no es fácil. No es fácil con dos personas".

Viajar con dos locutores es más fácil dicho que hacerlo. Los Ángels, al igual que los Dodgers están en el sur de California, uno de los mercados hispanos más competitivos en la nación. Ni los Gigantes o los Marineros tienen locutores en español que viajan. De los 14 equipos que transmiten partidos en español, son muy pocos los que dicen llegar a tener ganancias (más ganancias, permitirían que los locutores viajaran). La dedicación y patrocinio son algunos de los factores que contribuyen al éxito de una transmisión en español. Y es por eso que la calidad de transmisión de cada equipo varía.

Los Rangers están contentos con el progreso y están haciendo un esfuerzo en llegar a la comunidad Hispana al norte de Texas y están usando su transmisión para llegar hasta esa audiencia. La organización dice sacar ganancias de las transmisiones en español, y tienen como patrocinadores a compañías como Dr. Pepper, Dodge, Coca-Cola, Aerolínea Southwest y Ameriquest Mortgage. Además los Rangers trabajan todo el año con varios programas de la comunidad para integrase a comunidades Hispanas.

"En un mundo perfecto, viajaríamos con dos locutores, pero es cosa de presupuestos", dijo Karin Morris, director de mercadotecnia de los Rangers. "Somos un de los cinco equipos que tienen locutores que viajan, y estamos contentos con lo que tenemos ahorita y súper contentos con el futuro."

Y podría ser un futuro espectacular. Los Rangers acaban de renovar su contrato con Univisión Radio hasta el 2007 y también renovaron los contractos de Ornelas y Guzmán. La señal de las transmisiones han sido cambiadas de 5 mil watts a 50 mil watts.

Tom Hicks, dueño del equipo, ha prometido involucrarse más con la comunidad Hispana y traer más fanaticada Hispana al estadio. Hicks a reconocido los beneficios de llegarle al mercado Hispano al norte de Texas por medio de las transmisiones en español. Más fanáticos de los Rangers significa más dinero.

"Es algo que apenas empezamos a tocar, y necesitamos hacer mejor trabajo", dijo Hicks. "Ya estamos establecidos, ahora necesitamos consistencia, pero tenemos que vendenos mejor al mercado Hispano. Yo soy el primero en poner el esfuerzo, y vamos a crecer por nuestros fanáticos en Dallas-Fort Worth".

Ornelas está viendo este progreso. Y no tiene ninguna queja.

"Yo amo este trabajo, y lo voy a seguir haciendo hasta que ellos me dejen", agregó Ornelas. "Es un privilegio y un sueño hecho realidad poder trabajar en el béisbol. Es por eso que quiero platicar con los niños. Yo quiero que sus sueños también se hagan realidad"